Si eres un apasionado de los castillos de Aragón, os ánimo a visitar uno de ellos. Uno muy especial porque el Castillo de Grisel ha sido habilitado como hotel.

Imaginen dormir en un castillo medieval rodeado de sus murallas, con una cuidada decoración, ambiente tranquilo y muy agradable, al lado de la preciosa ciudad de Tarazona y su celebre catedral, y el magnífico Parque Natural del Moncayo.

Pues ahora y es posible cumplir su sueño en el castillo de Grisel

Con 6 habitaciones con ambientación literaria disponibles en una de las fortalezas góticas más importantes de Aragón. Salones palaciegos, capilla, dos patios, muralla perimetral, dos torres defensivas, un matacán, un aljibe-bodega, cocina tradicional,... todo esto y mucho más encontraréis en el castillo de Grisel. Decorado con antigüedades, grabados del siglo XIX, armaduras, muebles antiguos, objetos de época, etc