Sádaba proyecta convertir su castillo en un centro internacional de arte.


Sádaba apuesta por renovar su patrimonio y que este se convierta en motor de su desarrollo. Por eso, el Ayuntamiento quiere convertir uno de sus lugares más característicos, su castillo medieval, en un futuro centro de producción artística. Para ello, la empresa Vegarte ha desarrollado un proyecto que quiere hacer de Sádaba un gran centro tanto para la localidad como de relevancia internacional. Y todo gira en torno a su castillo, al que se le añadiría una sala polivalente interior, invisible desde fuera, y una nueva torre exenta, fuera del actual perímetro.

El alcalde de la localidad, el socialista Santos Navarro, está muy ilusionado con este nuevo proyecto de revitalizar y encontrar nuevos usos (más allá de los meramente turísticos) al edificio del siglo XIII. "Hay voluntad política y pedimos el apoyo y compromiso de las instituciones públicas y privadas", dijo el primer edil.

Actualmente, el proyecto se encuentra en sus fases iniciales. Es una iniciativa compleja, original y el desarrollo es largo, afirman los actores implicados. Ni desde la empresa ni desde el Ayuntamiento se atreven a dar plazos, ya que todavía falta encontrar la financiación definitiva.

El director de la empresa gestora, Ricardo Ostalé, afirma que es hora de "descentralizar" la creación artística, hasta ahora en las ciudades y apostar por el mundo rural. "Hoy tenemos mejores infraestructuras en los pueblos -afirma Ostalé- y una prosperidad que antes no había. Es el momento de intervenir en ellos y superar esas carencias".

Sádaba se encuentra en la zona central de las Cinco Villas y tiene una población de unas 1.700 personas. Su castillo recibe unas 10.000 visitas anuales y con este proyecto pretenden dar un nuevo empuje social y cultural a la zona, del que se puede aprovechar toda la comarca.

Además, el castillo se convertiría en "marca" del centro y un lugar ideal para "albergar congresos de empresas, exposiciones o incluso anuncios de televisión y presentaciones de productos", añadió Ricardo Ostalé. De esta manera se atraerían visitantes y posible fuentes de financiación.

Asimismo, el proyecto pretende ser la sede de los fondos de la biblioteca Morales Marín, una de las mayores colecciones privadas de arte de España, con cerca de 10.000 volúmenes, así como establecer relaciones con fundaciones como la de Orensanz de Nueva York, con la que ya existen contactos.


Trabajos en el Castillo

El ambicioso proyecto implicaría una "necesaria" reforma de la estructura. Los arquitectos encargados, José Javier Gallardo y Daniel Borruey, afirman que se trata de trabajos mínimos, ya que no se va a tocar la estructura del castillo. Y añadieron que los cambios no serán "invasivos". Hay proyectado un espacio interior de unos 700 metros cuadrados, de uso polivalente en el que se pueda realizar cualquier actividad.

Además, sería invisible desde fuera: "Se trataría de un módulo dentro de las murallas del recinto integrado como una especie de caja", explicó Gallardo. La modificación más llamativa sería la construcción de una nueva torre, a pocos metros del castillo, conectada con un túnel subterráneo, que la uniría a las siete ya existentes.

Se recoge también en el texto presentado, una reforma del terreno contiguo al castillo, así como actuaciones en otros dos puntos más de la localidad: el silo y la iglesia de Santa María. Planean además completar esto con rutas a pie por la localidad con paradas en otros lugares significativos del municipio.

HERALDO DE ARAGÓN

No hay comentarios: